Vuelta a España 2017 - Sander Armee - 18º etapa.
Escrito por "Deportes en Acción".    Jueves, 07 de Septiembre de 2017 16:33    PDF Imprimir


El belga Sander Armee (foto), ganó la etapa, de Santo Toribio de Liébana. Contador, Froome y Woods, entraron juntos en meta.
Fabricio Ferrari Barcelo CJR puesto 90 en la etapa a 00:24:47 de Sander Armee y está 56 en la general con: 74h 21:08 + 2h 17:18.

Sander Armée se impuso en la 18º etapa de la Vuelta a España. Entre los favoritos, Froome atacó y logró ampliar su renta con los tres ciclistas que le persiguen en la general.
Jornada con dos carreras muy diferentes. La escapada costó que se formase, pero cuando 20 hombres tomaron la cabeza rápidamente se hizo una diferencia de 10 minutos. Había entonces dos luchas: una por la etapa y otra por la general. En la primera los cambio de ritmo en las subidas fueron seleccionando a los elegidos hasta que Lutsenko y Armée se quedaron solos. El ciclista del Lotto-Soudal rompió a su compañero de fuga en los últimos 500 metros y ganó la etapa en solitario.
Mientras, en la general, Contador volvió a ser el gran animador de la jornada. Lo probó, intentó irse, pero no logró marcharse. Froome y el Sky no le dieron chanza. Todo se debía definir en la ascensión final de Santo Toribio de Liébana. Allí lo intentó el británico, Contador le siguió y ambos metieron tiempo al resto de favoritos. El que más perdió fue Nibali, que se dejó 20 segundos con el líder.
Contador: "Hay que reservarse para el sábado y además dan algo de lluvia"
Froome: "Muchos han querido atacar pero mi equipo ha puesto un ritmo muy duro".
Alberto Contador dio una nueva lección de pundonor en la decimoctava etapa de la Vuelta a España que este jueves terminaba en Santo Toribio de Liébana, en tierras cántabras. El de Pinto lo intentó por todos los medios, desde lejos de meto y en la última subida. Entró en meta junto a Froome y Woods y rascó unos segundos que le acercan, aunque tímidamente, al podio de la general, donde el británico es todavía más líder tras ceder tiempo Nibali. El belga Sander Armee dio la sorpresa y se hizo con el triunfo de etapa.
Se sabía que era un final de etapa hoy donde no habría grandes diferencias al ser una subida de apenas dos kilómetros. Por eso, la jornada se presentaba ideal para que Contador intentara uno de sus característicos ataques lejanos y el de Pinto cumplió. El Katusha, su lanzador. El equipo ruso quiso reventar la carrera antes del inicio del penúltimo puerto, el de Collada de la Hoz (2ª). Ese descontrol en un día que hasta entonces había sido de lo más plácido para los favorito debido a una numerosa escapada que se fue hasta los 12 minutos, hizo que el madrileño se animara en las primeras rampas del puerto. Atacó y, una vez más, se llevó a Miguel Ángel López a rueda.
También encontró un 'aliado' en David de la Cruz, muy combativo también. Pero el Sky volvió a dar una enorme lección de autoridad y apagó todos estos pequeños incendios. Por delante había otra apasionante etapa. Después de muchos movimientos, la escapada seleccionó a los tres más fuertes: Alaphilippe, Lutsenko y Armee. Este último partía con casi nulas opciones de triunfo teniendo a dos corredores contrastados a su lado. El francés del QuickStep partía como gran favorito, pero sobre el papel. Sobre el cemento las cosas fueron bien distintas. Armee y Lutsenko lograron, en el llano, sacar de rueda a Alaphilippe para sorpresa de todo el mundo ya que el final de etapa era hecho a la medida del galo. Pero las fuerzas en la tercera semana y sus continuas incursiones en incontables escapada le hicieron hundirse.
Dos en cabeza y favoritismo, nuevamente, para Lutsenko, ganador ya de una etapa en esta Vuelta. Y nuevamente el cemento volvió a poner a cada uno en su sitio. Armee iba delante y el kazajo parecía esperar su momento, pero no pudo, cuando el belga arrancó en el último kilómetro y el del Astana se quedó clavado. Sorprendente triunfo para el del Lotto-Soudal, que suma ya tres triunfos parciales tras los dos de Tomasz Marczynski. Pero todavía quedaba mucho por ver porque tenían que llegar los favoritos, con un valiente Fabio Aru, que mantuvo un pulso de cerca de 40 kilómetros son los 'gallos'. El italiano mantuvo siempre una ventaja de un minuto, pero la diferencia se vino abajo en el puerto final.
Allí el Sky puso un ritmo tan infernal que nadie pudo atacar, salvo Contador. Se descolgaban hombres como De la Cruz, Miguel Ángel López y también Nibali. Viendo atrás al siciliano, Froome decidió lanzarse hacia arriba para ampliar su liderato y se llevó a Contador y a Woods. El pinteño quería sacar más 'tajada' y atacó también para ampliar diferencias. Al final, escaso botín: 4" a Kelderman y Zakarin y 21" a Nibali, los mismos que Froome, que ampliaba así su maillot rojo de la general. Mañana la Vuelta llega a Asturias con una etapa rompepiernas donde se podría intentar algo desde lejos, así que todos los focos volverán a estar en Contador, que apurará sus opciones hasta el final para intentar meterse en el podio de Madrid.