Vuelta a España 2017 - Chris Froome el gran Triunfador.
Escrito por "Deportes en Acción".    Domingo, 10 de Septiembre de 2017 21:37    PDF Imprimir


Chris Froome, tercer ciclista que gana Tour y Vuelta, en el mismo año.                                                                                                                              El del Sky logra por fin su ansiada victoria en la ronda española.                                                                                                                                        El ciclista Uruguayo Fabricio Ferrari Barcelo fue 36ª. en la última etapa, a 00:00:14 de Trentín.

Fabricio Ferrari finalizó 56º (de 158 que finalizaron), en la Clasificación General URU CJR a 02:39:52 del ganador de la Vuelta de España: Chris Froome y 8º por equipos CAJA RURAL - SEGUROS RGA a 02:07:45 del 1º ASTANA PRO TEAM con un tiempo final de: 247:16:21 FELICITACIONES FABRICIO y el equipo CAJA RURAL 8º de 22 equipos. TREMENDO ESFUERZO y hoy uno de ellos, la buscó junto a otros dos compañeros de fuga, en las últimas vueltas. Chris Froome se convirtió este domingo en el primer inglés en ganar la Vuelta a España, la carrera que lo descubrió como uno corredor para las grandes vueltas por etapas en 2011. El del Sky culmina así su ansiado triunfo en Madrid después de haber cosechado tres segundos puestos en esta prueba. Una victoria más que merecida para el que fue el más fuerte de una edición espectacular que despide además a Alberto Contador, uno de los más grandes de este deporte y que cuelga la bicicleta tras 15 temporadas como profesional. Matteo Trentin fue el vencedor del sprint final.
Seis años ha tardado en conquistar Froome la carrera que le catapultó a la primera línea del ciclismo mundial. Fue en 2011 cuando se quedó muy cerca de un sorprendente Juanjo Cobo y desde entonces siempre se le resistió la Vuelta de España, a la que tanto ama y la que no se cansa de elogiar siempre que puede. Su relación con esta carrera es tan estrecha que desde entonces sólo faltó en la edición de 2013. Al año siguiente, otra vez segundo, esta vez por detrás de Contador. En 2015 tuvo que abandonar por una caída en la etapa reina y en 2016, nuevamente segundo, por detrás de Nairo Quintana.
Pero su paciencia es infinita y este año, tras ganar su cuarto Tour de Francia, decidió regresar a la Vuelta para quitarse, de una vez por todas, una espina que ya llevaba demasiado tiempo clavada. Y lo consiguió, sin discusión y con total merecimiento. Fue el más fuerte en todos los terrenos y de principio a fin. Se vistió de rojo el tercer día, en Andorra, y no abandonó nunca ese color hasta Madrid. Su triunfo se cimentó en la crono inaugural de Nimes y se empezó a consolidar en la Cumbre del Sol, donde ganó la etapa y se quitó otra espina, ya que allí fue Tom Dumoulin el que le ganó la partida en 2015. Escoltado nuevamente por un aplastante Sky, con mención especial para Mikel Nieve y Wouter Poels, Froome no se intimidó por los continuos ataques de Contador ni por el excelente hacer del colombiano Miguel Ángel López.
Contador: "Ha sido un día mágico"
En la crono de Logroño sentenció la carrera, siendo también muy superior en la disciplina. Nadie le pudo toser. Su victoria nunca corrió peligro. Había recuperado tan bien tras su cuarto Tour que de hecho pareció, incluso, estar más fuerte que en la ronda gala, donde tuvo que jugar mucho más con la ventaja y escudarse más en sus compañeros. La emoción en esta edición estuvo en saber quién le acompañaría en el podio. Contador lo intentó por todos los medios, pero el tiempo perdido el día de Andorra le hizo ir a contrapié durante tres semanas. El pinteño, sin embargo, y pese a quedarse a 20" del podio final, se dio una Vuelta de honor en su aclamada despedida. Sólo falta la guinda, que llegó 'in extremis' pero en la etapa más dura, la del Angliru. Un poderoso ataque en la base del colosal puerto asturiano le lanzó a la gloria en un triunfo que será recordado durante muchos años y que sirvió para rendir homenaje a uno de los ciclistas más grandes que ha dado este deporte.
Un club donde también estará Chris Froome, que logra su quinta grande y se convierte en el tercer ciclista de toda la historia que logra ganar un Tour y una Vuelta en una misma temporada. Un doblete que sólo habían conseguido Jacques Anquetil en 1963 y Bernard Hinault en 1978. Una edición, por tanto, histórica y donde también hay otros nombres propios como los de Nibali y Zakarin, que completan el podio final; Davide Villella que se lleva el premio de la montaña y el Astana que gana la clasificación por equipos. El italiano Matteo Trentin fue el más laureado con cuatro triunfos de etapa y el ciclismo español, que salvó el honor con la etapa de Contador, vio cómo futuras promesas como Marc Soler, Enric Mas o el cada vez más consolidado David de la Cruz dieron un paso adelante en sus carreras.