GP Cataluña MotoGP 2018 - Ganó Jorge Lorenzo.
Escrito por Deportes en Acción    Domingo, 17 de Junio de 2018 19:16    PDF Imprimir


Lorenzo vence delante de Márquez y Rossi
GP Cataluña MotoGP 2018 - Segunda victoria consecutiva. Jorge “Relojito” Lorenzo con su martillo, lo volvió a hacer. Como en Mugello, arrasó. Su segundo triunfo con Ducati... cuando no le han renovado.

Y Domenicali viéndolo en el box. Marc Márquez logró un valioso segundo puesto para el Mundial. Dovi se cayó. Rossi completó el podio. Se queda a 27 puntos del '93'.
El ilerdense sorprendió en la salida. Todos esperaban una salida fulgurante del balear, pero no fue así. Le pasaron Marc y Andrea Iannone. Con todo, el de Suzuki no contuvo durante mucho tiempo al de Palma, que le rebasó rápido. El de Vasto se vino abajo. Dovi y Rossi le dejaron atrás poco más tarde.
Lorenzo tomó la cabeza tras el primer paso por meta, en la frenada de la curva 1. La velocidad punta de la Ducati pudo con la Honda del catalán. El balear iba con gomas blandas, delante y detrás, frente a las duras del leridano. El comienzo fue bueno para Pedrosa y mal para Viñales o Zarco.
Dovi y Rossi sufrían para aguantar el ritmo del futuro dúo del Repsol Honda. Andrea ya estaba a un segundo cuando, de nuevo, se fue al suelo, en la curva 5. No se lo explicaba, como en Le Mans. Un palo para sus aspiraciones mundialistas.
Pero el 'martillo' de Jorge no cesaba. Márquez, poco a poco, iba cediendo. Faltando 12 vueltas ya estaba a 1.5 segundos. Y Rossi, a cinco segundos. Más atrás, Pedrosa lideraba un grupo numeroso en el que estaban Crutchlow, Petrucci, Zarco y Viñales.
Aleix se había caído y Rins entraba a boxes con problemas mecánicos. Mal día para Suzuki porque Iannone perdía posiciones y el probador e invitado Guintoli sufrió un accidente. Nakagami se caía y Smith no podía evitar tocarlo.
A falta de siete giros, al fin, algo de movimiento: Crutchlow pasaba a Pedrosa y se ponía cuarto. Zarco resistía a Viñales por el sexto. A Rabat se le incendió la Ducati GP17. Tuvo que dejarla aparcada en la grava. Iba noveno. Ya le pasó algo parecido en el test para probar el nuevo asfalto.
Restando cuatro, Maverick adelantaba a Johann. Como suele ser habitual en las últimas citas, el de Roses fue de menos a más. Miller se retiraba; Morbidelli y Syahrin se caían.
Arriba, la vida seguía igual. Lorenzo gestionaba sus dos segundos de renta con Márquez y este, los cuatro con Rossi, quien también iba solo. La emoción por la victoria se quedaba para otra ocasión.
En la vuelta de honor, Lorenzo recogió un martillo, el que simboliza su ritmo constante vuelta a vuelta cuando se siente cómodo, como ahora con una Ducati con la que lleva dos victorias seguidas y con la que amenaza conseguir aún más antes de emigrar al box del Repsol Honda al acabar 2018. Vaya vista que ha tenido Claudio Domenicali, al que no hace mucho el español le recordó en la sala de prensa que era un todo un campeón y se lo sigue demostrando en la pista.