Vuelta a España 2018 - 14ª etapa Simon Yates gana y recupera el liderato.
Escrito por Deportes en Acción    Sábado, 08 de Septiembre de 2018 22:17    PDF Imprimir


Simon Yates (foto), celebrando en meta su triunfo de etapa y su liderato. Yates conquista Les Praeres y recupera el liderato, lo perdió Jesús Herrada, estaba enfermo y pagó los excesos de los días anteriores. Clasificaciones de la 14ª etapa de la Vuelta y perfil de la próxima 15 etapa. Javier Guillén volvió a sacarse de la chistera una cima inédita. En pleno Asturias, corazón compartido del ciclismo con Euskadi, la Vuelta a España diseñó una majestuosa jornada de 171 km entre Cisterna y Les Praeres.

Con una cuesta infernal de tan sólo cuatro kilómetros de subida al 12,5% y con tramos del 17% que estrujó a los protagonistas. De inicio volvió a formarse una fuga de galgos entre los que destacaba Michal Kwiatkowski, colíder del Sky que había perdido en la previa a dos hombres como Van Baarle y Sivakov, De Gendt, Roche, Woods y Cortina. El gijonés cumplió con la promesa que había hecho el viernes. El del Bahrain fue el príncipe local en pleno día festivo en la tierrina. Los cientos de aficionados asistentes disfrutaron de la fiesta, el sol, la sidra y las cabalgadas de uno de los chicos de oro del ciclismo español. La fuga nunca alcanzó mucho tiempo de diferencia, se estableció por encima de los dos minutos. Movistar, comandados por el capitán Erviti, y Astana, herido por el problema mecánico de Supermán López en los últimos kilómetros de La Camperona, endurecieron el ritmo en el grupo para evitar sorpresas por delante. Uno de los perjudicados del día fue Maté, quien no pudo entrar en el vagón de los fugitivos y ya siente el latido de De Gendt por detrás en la clasificación por el maillot de topos. El canadiense Woods, ciclista que este año se desconectó de la general, se fue al suelo al irse largo en una curva cuando quedaban 37 km para el final de la meta. Por delante, los dos BMC (Roche y un animoso Bookwalter) y 'Kiato' seguían con paso firme. La duda era saber si llegarían a meta solos con los 'lobos' a poco más de un minuto. Del grupo tiraba el Tiburón Nibali, con los anillos bien ajustados, y Cortina, que se bajó del tren para ponerse al servicio de Ion Izagirre. Ese ritmo alto hizo que se quedaran algunos de los hombres importantes como el propio líder, Jesús Herrada, o David de la Cruz. El manchego estaba enfermo y pagó los excesos de los días anteriores. El catalán no se metió en el corte bueno y sufrió lo indecible por detrás para intentar conectar. El sueño de la general para ambos podría haber muerto en Asturias. Kruijswijk fue el primero en lanzar el ataque en las faldas del puerto. Carapaz y Valverde, con ganas de coger el rojo, fueron a su caza. Nairo se quedó en el grupo. En ese corte, Enric Mas volvió a mostrarse de los más fuertes. Se agarró a la rueda de los dos de delante. Fue Yates quien se lanzó a falta de 700 metros tras ver la indecisión de Nairo y López. Valverde aguantaba e incluso intentó rebasarles por detrás. Pero Yates, que aprendió en el Giro la lección de saber regularse, entró primero en línea de meta. Fue el primer héroe de Les Praeres. El británico recuperó el rojo antes de los Lagos de Covadonga.
Vuelven los Lagos de Covadonga. Este domingo regresa a la Vuelta una de sus cima más míticas en una etapa que irá desde Ribera de Arriba hasta Lagos de Covadonga (178,2 km). Esperan 4.000 metros de desnivel positivo acumulado. No todo se decidirá en la subida a los Lagos, con sus 11,2 km al 7,2% y sus muros del 20% al 17%, puesto que antes se pasará dos veces por el Mirador del Fito con rampas que llegan hasta el 10%.