Vuelta a España 2018 - Thibaut Pinot ganó la 19ª etapa.
Escrito por Deportes en Acción    Viernes, 14 de Septiembre de 2018 22:05    PDF Imprimir


Thibaut Pinot (foto), celebrando en Naturlandia su triunfo de etapa. Pinot gana y el británico deja casi sentenciada la Vuelta. Clasificaciones tras la 19ª etapa. El pelotón se desplazó desde Lleida a Naturlandia (186,1 km) con la tensión en las piernas. Pese a que tocaba guardar fuerzas para la terrible jornada del sábado en La Gallina, los favoritos decidieron no escatimar esfuerzos de cara a dar un golpe a la general.

Movistar fue el gran protagonista del día. Los navarros aceleraron la máquina a 30 km de meta para rebajar la distancia de los fugados. No querían que sucediera lo que ocurrió en 2008 con Alejandro Ballan, cuando levantó los brazos haciendo buena la fuga del día. Los que lo intentaron en el vagón de fugitivos fueron Simon Clarke, Kwiatkowski y Ghbreigzabhier. Lo más duro de la jornada comenzaba al arrancar el puerto del Coll de la Rabassa, situado a 17 km de la meta. Con una pendiente del 6,6% y con tramos duros del 14% al inicio, el terreno daba pábulo a los valientes. Se esperaban ataques de hombres algo retrasados en la general como Supermán López o Steven Kruijswijk.
De Nairo a Pinot. Los fugados fueron engullidos nada más comenzar el puerto Anacona comandó el grupo durante esos primeros kilómetros. A falta de 15 se fue Nairo con Kruijswijk. Pinot, ganador en Los Lagos de Covadonga, vio que podían hacer hueco y aprovechó para saltar junto a ellos. El francés parecía el más fuerte del terceto. Quintana no tenía gas como para dar los relevos suficientes. Consciente del peligro, Yates apostó por salir y coger a los tres de arriba. Lo hizo con suma facilidad. Nairo tuvo que quedarse con Valverde, que andaba por detrás en una posición peligrosa. Yates fue directo hasta la meta. Por detrás Valverde sufría. Sus opciones de liderato e incluso de podio se complicaban. Pinot dio el estocazo en los últimos metros para hacer su doblete. No le importaba a Simon, que metió diferencias notables a todos sus rivales.
La última batalla. Este sábado se resolverán todas las dudas con la etapa que va desde Andorra hasta Escaldes Engordany (el Coll de la Gallina). Será un día corto (97,3 km) pero durísimo. Casi 4.000 metros de ascenso repartidos entre el Col de la Comella (2ª) y el de Beixalis (1ª), Ordino (1ª), de nuevo Beixalis (1ª) y otra vez Comella (3º) antes del ascenso a La Gallina. Quien salga mejor parado llegará de rojo el domingo a Madrid.