TOUR DE FRANCIA | ETAPA 11 - Wout van Aert ganó la etapa.
Escrito por Deportes en Accion    Miércoles, 07 de Julio de 2021 17:18    PDF Imprimir

 

 Vingegaard hace humano a Pogacar en el Mont Ventoux.

Van Aert ganó la etapa del Gigante de la Provenza, un día después de ser segundo al esprint, y su compañero del Jumbo descolgó al líder, aunque no sacó provecho.

Wout van Aert sirve lo mismo para un roto que para un descosido. Es, objetivamente, el ciclista más completo del pelotón mundial. Puede luchar por el triunfo al esprint, como hizo el día anterior en Valence, cuando se clasificó segundo tras Mark Cavendish. Puede luchar por las contrarrelojes, como le ocurrió en Laval, donde quedó cuarto, a 30 segundos de Tadej Pogacar. Puede dominar en ciclocrós, especialidad en la que ganó tres títulos mundiales consecutivos entre 2016 y 2018, hasta que su eterno enemigo Van der Poel le desbancó del oro. Puede conquistar una gran clásica, como este curso en la Amstel Gold Race y la Gante-Wevelgem, o el pasado en la Strade Bianche y la Milán-San Remo. Puede ser el mejor gregario del Tour en todos los terrenos, como el último año para Primoz Roglic. Y puede ganar, como hoy, una etapa con dos subidas al Mont Ventoux.

Van Aert, ya alejado de los puestos punteros de la general, ya sin obligaciones de equipo por la retirada de su líder Roglic, se metió este miércoles en la escapada de la 11ª etapa, un recorrido que acogía dos ascensiones a la Luna. Es decir, al Mont Ventoux. Una leyenda del Tour. El belga entró en un grupo de lujo liderado por Julian Alaphilippe, en el que también viajaban Van Avermaet, Rolland, Anthony Pérez... además de tres ciclistas del Trek, que lanzaron un ataque colectivo con Bernard, Elissonde y Mollema. Pero no era el día de ninguno de ellos. Era el día de Van Aert, que había elegido esta fecha para ponerse en modo escalador.

Mientras estos pujaban por la gloria en la etapa, por detrás buscaban la gloria eterna. El Ineos se encargó de endurecer la carrera en las dos escaladas. Lo hizo Geraint Thomas en el primer paso, todo un vencedor del Tour. Y lo hicieron Michal Kwiatkowski y Richie Porte, un campeón del mundo y un podio en París, en la segunda subida. La idea era rematar con Richard Carapaz. Faltaba saber con qué parte final de víctimas. David Gaudu, hasta entonces décimo clasificado, destacado ganador de dos etapas en la pasada Vuelta, fue el primero en abrirse, no resistió ni la primera ascensión. Ya en la segunda cayó pronto Ben O’Connor, que chocó con la realidad de luchar por la general, un hábitat que no es el suyo, sino el de aventurero heroico. El australiano empezó la etapa en la segunda plaza, a 2:01 de Pogacar, y la ha terminado en la quinta, a 5:58.

Wout van Aert celebra su victoria en la 11ª etapa del Tour, que incluía dos subidas al mítico Mont Ventoux.

La esperada ofensiva del ecuatoriano, firmemente marcado por el maillot amarillo, no llegó. El ritmo del Ineos había sido tremendo, incluso para él. Aún restaban dos kilómetros para la cima, la carrera ya estaba en la zona pelada del Gigante de Provenza, allá donde el aire no encuentra los pulmones, cuando Enric Mas se descolgó de los rivales para dejarse 1:24 en la meta. El podio se aleja. A falta de un ataque de Carapaz, quien sí arrancó fue Jonas Vingegaard, otro liberado del Jumbo tras el abandono de Roglic. Y entonces pasó lo que nadie había pronosticado: Pogacar no aguantó su ritmo y se presentó vulnerable a los ojos del mundo. Hay Tour, pensamos todos.

Vingegaard no supo luego abrir hueco en el descenso del Mont Ventoux, ni siquiera mantuvo la ventaja. Pogacar, Carapaz y Urán, unidos ahora por un mismo objetivo, atraparon al danés en las inmediaciones de Malaucène. El nuevo líder del Jumbo no sacó provecho de la situación, pero quizá logró una cosa más importante: demostrar que Pogacar tiene fisuras, que no es una máquina. Aún faltan los Pirineos, no lo olvidemos. Y se abre una ventana a la esperanza de un vuelco. Todavía muy pequeña. El segundo clasificado, Rigoberto Urán, se encuentra aún a 5:18 minutos. Aunque ahora sepamos que el esloveno es humano, no hay que perder la perspectiva.

Clasificación General

ETAPA

GENERAL

POS CICLISTA    EQUIPO               TIEMPO

1 Wout Van Aert

TJV         5h:17:43

2 Kenny Elissonde

TFS         +01:14

3 Bauke Mollema

TFS         +01:14

4 Tadej Pogacar

UAD      +01:38

5 Rigoberto Uran

EF1         +01:38

6 Richard Carapaz

IGD        +01:38

7 Jonas Vingegaard

TJV         +01:38

8 Alexei Lutsenko

APT        +01:56

9 Wilco Kelderman

BOH       +01:56

10 Enric Mas

MOV     +03:02