VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 4 - Fabio Jakobsen vuelve a la vida: “Hace un año estaba en una camilla”
Escrito por Deportes en Accion    Martes, 17 de Agosto de 2021 16:27    PDF Imprimir

 

El holandés se reencuentra con la victoria en una grande, 377 días después de su tremendo accidente en Polonia. Taaramäe se cayó, pero no perdió el maillot rojo.

Un año y doce días antes, Fabio Jakobsen ingresaba intubado en el Hospital de Santa Bárbara, en Sosnowiec, con un grave traumatismo craneoencefálico y severos daños maxilofaciales, después de haber sido despedido contra las vallas por Dylan Groenewegen en el esprint de la primera etapa de la Vuelta a Polonia, en ligero descenso, a unos 80 kilómetros por hora. Sólo sobrevivió una de sus piezas dentales, pero en ese momento era lo de menos, porque su lucha inicial fue por salvar su vida. El holandés inició una larga y complicada recuperación, que coronó con tres victorias. La primera, moral, cuando regresó a la competición en la Vuelta a Turquía, el 11 de abril. La segunda, real, cuando ganó de nuevo en la segunda etapa del Tour de Valonia, el 21 de julio. Y la tercera, grande, este martes en la Vuelta a España, donde ha vuelto a dominar a los reyes de la última recta. 377 días después.

Fabio Jakobsen ya había rozado el triunfo el domingo en Burgos, cuando fue batido por Jasper Philipsen. Entonces acabó con un sentimiento especial: “Hace un año estaba en una camilla y ahora me veo otra vez con los grandes del esprint”. La llegada de Molina de Aragón, con 500 metros en ligera subida del 2,3% y su majestuoso castillo de testigo, incorporaba a otros candidatos al triunfo como Michael Matthews y Álex Aranburu, pero finalmente no estuvieron en la puja. En un esprint de tremenda potencia, Jakobsen, que ya había ganado dos etapas en La Vuelta 2019, batió a Arnaud Démare para firmar uno de los días más señalados de su carrera. El triunfo de un superviviente.

También sobrevivió, a su manera, el maillot rojo de la carrera, Rein Taaramäe, que sufrió una caída en el tramo final de la etapa, a dos kilómetros y medio de la meta. La fortuna sonrió al líder, porque el accidente sucedió dentro del área técnica y no se le descontó el tiempo perdido, así que pudo repetir podio, aunque claramente cariacontecido. Todo quedó en un susto. El estonio sigue al frente.

Cuarta etapa de La Vuelta a EspañaCarlos Canal, Ángel Madrazo y Joan Bou ruedan por los típicos campos de girasoles castellanos durante su escapada rumbo a Molina de Aragón. Manuel Bruque (EFE)

Después de tres trepidantes jornadas, el pelotón de La Vuelta 2021 abandonó este martes la provincia de Burgos, con una partida desde la soriana Burgo de Osma rumbo a tierras de Guadalajara, pero eso no evitó que el equipo de la casa, el anfitrión Burgos-BH, volviera a meterse en la escapada del día. Cruzar la frontera no frenó su ímpetu. Y esta vez, además, lo hizo a pares, con Carlos Canal y Ángel Madrazo, que rodaron en compañía de Joan Bou, ciclista del Euskaltel, otro equipo que tampoco ha fallado ninguna jornada en la fuga. El trío aventurero llegó a tener cuatro minutos y medio de ventaja, pero siempre estuvo controlado por el gran grupo, que no quiso desperdiciar la oportunidad de un esprint masivo.

Antes de ser cazados, hubo tiempo de sobra para que los ciclistas lucieran maillot y para que los espectadores indagaran sobre ellos. Madrazo, El Gorrión, es un corredor más conocido que los otros dos, un veterano cántabro de 33 años que pasó por el World Tour en las filas del Movistar, y que hace dos ediciones ganó una etapa en alto de la Vuelta en Javalambre, por la que recibió un regalo muy especial, una Playstation, después de demandarla en la rueda de prensa. Todo un personaje. Su compañero del Burgos Canal también tiene una historia, porque es el más joven del pelotón, con 20 años cumplidos el 28 de junio, y en sus tiempos juveniles fue campeón de España de ciclocross y de mountain bike. Un corredor completo, al estilo tan de moda que reflejan Van Aert, Van der Poel y Pidcock, salvando las diferencias. El tercer integrante, el valenciano Joan Bou, se formó en la escuela de Vinalesa de Quique Gutiérrez, continuó en la Fundación Alberto Contador y es tutelado por Stefano Garzelli. Mucho padrino de prestigio.

Y así, mientras conocíamos detalles de uno y de los otros, se acabó su aventura a 13 kilómetros de la meta, después de haber rodado 153 km, desde la salida, con aire a favor, un viento que esta vez tampoco sopló con la suficiente malicia para romper el pelotón. Los famosos abanicos, cuidado que viene el lobo, tendrán que volver a esperar. Quizá a este miércoles, camino de Albacete. O quizá a la costa valenciana. Nunca hay que confiarse, como le pasó al pastorcillo mentiroso, porque de tanto decir que viene el lobo, que viene el lobo, algún día seguro que vendrá.

Clasificación

ETAPA

POS CICLISTA    EQUIPO               TIEMPO

1 Fabio Jakobsen

DQT       3h:43:07

2 Arnaud Démare

GFC       +00:00

3 Magnus Cort

EF1         +00:00

4 Alberto Dainese

DSM      +00:00

5 Michael Matthews

BEX        +00:00

6 Piet Allegaert

COF       +00:00

7 Jordi Meeus

BOH       +00:00

8 Matteo Trentin

UAD      +00:00

9 Jasper Philipsen

PRT        +00:00

10 Riccardo Minali

IWG       +00:00