VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 5 - Jasper Philipsen ganó. Tremenda caída a 12 kilómetros de la meta.
Escrito por Deportes en Accion    Miércoles, 18 de Agosto de 2021 18:15    PDF Imprimir


Una caída masiva a 12 kilómetros de la meta interrumpió una tediosa jornada que ganó Philipsen al Sprint. Taaramäe, cortado, cedió el maillot a Elissonde.

El Día de la Marmota invadió este miércoles la Vuelta a España durante muchos kilómetros. Como si viviera ‘Atrapado en el tiempo’, con Bill Murray montado en bicicleta, el pelotón repitió el guion de otros días. Enciendes la televisión a una hora prudencial y te topas con los tres escapados de siempre: uno del Burgos-BH, uno del Caja Rural y otro del Euskaltel-Euskadi, los tres equipos invitados. Agradecidos a la organización y moralmente obligados a cumplir. En esta ocasión les tocó el turno a Pelayo Sánchez, Oier Lazkano y Xabier Azparren, respectivamente, pero podían haber sido otros compañeros cualquiera. Van rotando entre ellos. Sean quienes sean, ya saben que el final está escrito. Serán milimétricamente vigilados y cruelmente atrapados para resolver el litigio al esprint.

Un recorrido de 184 kilómetros por carreteras manchegas, en este caso entre Tarancón y Albacete, sólo puede tener una resolución diferente si sopla el viento. Y hay que recordar que en estos lares sopla a menudo, hay ejemplos históricos que lo confirman. Si Eolo tiene el día revoltoso, con la intensidad y la dirección adecuadas, la tensión y el espectáculo están garantizados. Pero si se toma el día libre, como fue el caso de este miércoles, lo mejor es echarse la siesta, porque el tostón está igual de asegurado que en el supuesto contrario. La organización puede hacer muchas cosas por la carrera, pero no puede poner el viento donde no lo hay. Ni empujar a los ciclistas a misiones quijotescas.

Otra historia diferente es si realmente son necesarias tantas llegadas masivas. La Vuelta ha sido acusada en los últimos años de falta de sensibilidad con los velocistas, al acumular muros, trampas y finales en alto que impedían el protagonismo del esprínter. Este año se ha cambiado la filosofía, con siete etapas que potencialmente pueden solucionarse con una volata. Una cifra que, de cumplirse, equivaldría casi a un tercio del recorrido. Ahora nadie se queja del injusto reparto. De momento ya van tres: una para Jasper Philipsen en Burgos, otra para Fabio Jakobsen en Molina de Aragón y esta última de nuevo para Philipsen. Hay aficionados y analistas, y en su derecho están, que aplaudieron y aplauden este tipo de metas. Pues aquí tienen el resultado. Un bostezo infinito, sólo interrumpido por una desgracia.

El ciclismo es un deporte tan imprevisible, y muchas veces tan ingrato, que incluso en una jornada tan tediosa como la que se desarrollaba este miércoles, todo puede saltar por los aires en un suspiro. A 30 kilómetros de la meta hubo un tímido intento del Ineos para organizar abanicos, justo en un cambio de dirección. Sin éxito. Un poco más adelante, a 20 km, tomaron el testigo el Deceuninck y el Astana, con algo más de insistencia, pero también sin cortes. El viento no era demasiado propicio para la batalla, pero el nerviosismo generado por los movimientos provocó una tremenda caída en la zona delantera del grupo a falta de 12 km. La inoportuna montonera rompió el sopor. Y cambió parte del guion… sólo parte.

El pelotón principal, formado por apenas una treintena de ciclistas, ralentizó la marcha para esperar a los heridos, pero la meta estaba ya muy cercana, la carrera medianamente lanzada, y no pudieron llegar todos a los puestos de vanguardia. Entre los rezagados estaba el líder, Rein Taaramäe, que cedió la prenda ante Kenny Elissonde, su compañero de aventura en el Picón Blanco, vencedor en el Angliru en 2013. Y uno de los favoritos, Romain Bardet, que se hizo bastante daño y se despide de la general… y quizá de su participación en La Vuelta. Mikel Nieve también salió malparado. En el ciclismo hay días aburridos, esta etapa es un buen ejemplo, pero nunca, nunca, de transición. En cualquier momento, todo puede irse al traste.

Clasificación

ETAPA

POS CICLISTA    EQUIPO               TIEMPO

1 Jasper Philipsen

PRT        4h:24:41

2 Fabio Jakobsen

DQT       +00:00

3 Alberto Dainese

DSM      +00:00

4 Sebastián Molano

UAD      +00:00

5 Piet Allegaert

COF       +00:00

6 Jon Aberasturi

CJR         +00:00

7 Jordi Meeus

BOH       +00:00

8 Riccardo Minali

IWG       +00:00

9 Reinardt Van Rensburg

TQA       +00:00

10 Arnaud Démare

GFC       +00:00