Este domingo, feliz día para todas las mamás futboleras
Escrito por Gabriel López    Domingo, 16 de Mayo de 2010 10:08    PDF Imprimir

Actualmente la Liga Uruguaya está compuesta por más de 400 futbolistas distribuidas entre las 14 instituciones que tomarán parte de la actividad oficial en 2010, dichas damas rondan entre los 13 y los 45 años de edad.

Por este motivo no podemos dejar pasar un día que en realidad se tendría que festejar todo el año, pero lo cierto es que este día es especial, el día de las mamás.

Este domingo 16 de mayo será celebrado en nuestro país el Día de la Madre y por tal motivo desde la Secretaría de Prensa del fútbol femenil de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) va el saludo para todas aquellas mamás que no claudican y siguen esforzándose para tener una vida sana mediante la práctica de un deporte, en este caso el fútbol.

En la Liga Uruguaya hay varias mamás que además de las tareas hogareñas también se hacen un lugar para: entrenar entre el barro, bajo la lluvia, con calor, con frío y todo lo que arrastra una actividad 100% amateur que solo les entrega la satisfacción de jugar al fútbol, ellas son: Sharon García (Cerro); Inés Carballo (Huracán FC); Erika Antúnez y Fernanda Grazioli (Juventud); Paola Medina (Nacional); Marcela Baldovino (Montevideo Wanderers); Marisa Guartechea, Joana Marín, Mayra Padrón y Gimena Pirez (River Plate); Patricia Ibarra (San Francisco); Laura Aldaves y Sandra Dorta (Sud América).

A su vez Carolina Pereyra (Cerro), Victoria Silveira (Montevideo Wanderers) y Dahiana Sosa (San Francisco) se convertirán en mamás en el correr del año y por tal motivo debieron abandonar la práctica del fútbol en los primeros meses de esta temporada.

En el caso de los diferentes clubes también hay dirigentes e integrantes de cuerpos técnicos que ocupan varios cargos y que también dejan horas de esfuerzo en la Liga Uruguaya, varias de ellas son mamás, tales los casos de: Laura Vieytes (Coordinadora del Fútbol Femenino de la AUF); Ana De Los Santos (Secretaría Administrativa de la AUF); Sandra Barrios, Ana Herrera y Stella Nikitov (Cerro); Adriana Pérez y Graciela Rebollo (Colón); Stella Rodríguez (Fénix); Yvonne Romero (Juventud); Teresa Costa (Nacional); Isabel Peña (Rampla Juniors); y Myriam Clavería (River Plate).

Con respecto a las árbitras que se encuentran dirigiendo actualmente también son mamás: Mariana Corbo, Patricia Da Silva y Alejandra Trucidos.

Para todas ellas y sus respectivas mamás desde aquí va el beso correspondiente, para festejar un día que en realidad todos quienes tenemos y disfrutamos a nuestras mamás deberíamos festejarlo todo el año porque en definitiva gracias a ellas estamos acá.

Los orígenes del Día de la Madre

El Día de la Madre o Día de las Madres es una festividad que conmemora a las madres. Es celebrado en diferentes fechas del año según el país. El moderno Día de la Madre fue creado por Julia Ward Howe, en 1870, originalmente como un día de madres por la paz, que luego devino en un día para cada familia en honor a su madre y se convirtió en una fiesta en muchos lugares del mundo.

Julia Ward Howe nació el 27 de mayo de 1819 en Nueva York (Estados Unidos) y fue la cuarta de siete hijos de Samuel Ward y Julia Rush Cutler. Su padre fue un próspero banquero y su madre falleció cuando Julia tenía cinco años.

En 1843, se casó con Samuel Gridley Howe, médico y reformador que fundó la Escuela Perkins para Ciegos en Watertown, Massachusetts.

En 1870, Howe fue la primera en proclamar el Día de la Madre, con su Día de la Madre.

Después de la guerra Howe centró sus actividades en las causas del pacifismo y del sufragio de las mujeres. De 1872 a 1879, ayudó Lucy Stone y Henry Brown Blackwell en la edición del Diario de la Mujer.

Desde 1891 hasta 1909 ella estaba interesada en la causa de la libertad de Rusia. Howe apoyó al ruso emigrado Stepniak-Kravchinskii y se convirtió en miembro de la Sociedad de Amigos de Rusia Americana de la Libertad (SAFRF).

Howe murió el 17 de octubre de 1910, en su casa, (Oak Glen, en Portsmouth, Rhode Island), a la edad de 91 años. Su muerte fue causada por neumonía. Está enterrada en el Cementerio Mount Auburn en Cambridge, Massachusetts.

El 28 de enero de 1908, Howe se convirtió en la primera mujer elegida a la Academia Americana de Artes y Letras. Howe fue incluida póstumamente en el Salón de la Fama de Compositores en 1970.

Ella apareció en una estampilla de 15 centavos en Estados Unidos que se emitió en 1987.

La Julia Ward Howe Escuela de Excelencia en la comunidad de Chicago, Austin, fue nombrada en su honor.

Su casa en Rhode Island, Oak Glen, se añadió a la Registro Nacional de Lugares Históricos en 1978.

En otro orden, las primeras celebraciones del Día de la Madre se retrotraen a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, madre de varios dioses.

La Enciclopedia Británica dice: “Una fiesta derivada de la costumbre de adorar a la madre en la antigua Grecia. La adoración formal a la madre, con ceremonias a Cibeles, o Rea, la Gran Madre de los Dioses, se ejecutaba en los idus de marzo por toda Asia Menor”.

Igualmente los romanos llamaron a esta celebración La Hilaria cuando la adquirieron de los griegos y se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se hacían ofrendas.

En la mitología griega, la titánide Rea era hija de Urano y Gea, hermana y esposa de Crono, y madre con éste de Deméter, Hades, Hera, Hestia, Poseidón y Zeus.

Estaba fuertemente asociada a Cibeles, tanto que en obras de arte solía ser representada en un carro tirado por dos leones, y no siempre era posible distinguirlas.

En la mitología romana, fue la Magna Mater deorum Idaea y se le identificaba con Ops. Según Hesíodo fue nodriza de Dioniso. En la Antología Palatina se la menciona como nodriza de fieras y leones.

Tras derrotar a Urano, su padre, Crono volvió a encarcelar a los Hecatónquiros, los Gigantes y los Cíclopes en el Tártaro, y dejó al monstruo Campe de carcelera.

El y Rea subieron al trono como reyes de los dioses. Esta época se denominó la edad dorada, pues la gente de entonces no necesitaba leyes ni reglas: todos hacían lo correcto, por lo que no eran necesarias.

Por otra parte, los primeros cristianos transformaron estas celebraciones en honor a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico el 8 de diciembre es celebrada la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que se mantiene en la celebración del Día de la Madre en un buen número de países.

En Inglaterra hacia el siglo XVII, tuvo lugar un acontecimiento similar (también a la Virgen), que se denominó Domingo de las Madres. Los niños concurrieron a misa y regresaron a sus hogares con regalos para sus progenitoras.

La mayoría de los países lo festejan en mayo, frecuentemente el segundo domingo.

En Uruguay este año se trasladó al tercer domingo debido a que el pasado 9 de mayo se realizaron las elecciones para Intendencias y Alcaldías de los 19 departamentos.

Hay varios países que tienen un día fijo, entre los casos citamos a:

Bolivia (27 de mayo a causa de las Heroínas de la Coronilla),

Panamá (8 de diciembre es el Día de la Inmaculada Concepción) y

Tailandia (12 de agosto es el Cumpleaños de la reina Sirikit Kitiyakara).