FÓRMULA 1
Escrito por Roberto Falero    Martes, 04 de Mayo de 2021 17:02    Imprimir

Raikkonen se comió a Giovinazzi por ir distraído con el volante. "Le hicimos una llamada de emergencia diciéndole que tenía que cambiar algo en el volante, miró y todo pasó muy rápido", dice su ingeniero. "Fue culpa mía", asume Kimi.
Kimi Raikkonen vivió en Portugal un mal fin de semana. El finlandés tuvo que abandonar en la primera vuelta de la carrera tras ‘comerse’ literalmente a su compañero de equipo, Antonio Giovinazzi, en la recta de Portimao por un fallo propio, según él mismo ha reconocido. Y el sábado en la clasificación tampoco acabó muy contento, esta vez por un fallo del equipo, al que el finlandés reprimió por radio, ya que consideraba que no habían hecho bien su trabajo al informarle de los ritmos de los demás: “Decidme quién está apretando y quién no. No es tan difícil. Tenemos suficiente gente para que alguien se fije en lo que está pasando”.

Tras la agria sesión del sábado, en la que Kimi fue 15º, por detrás de su compañero de equipo (12º), el domingo en carrera quien no hizo bien su trabajo fue el piloto, y así lo explicó tras la carrera: "Revisé algo en el volante, cambié un interruptor que había configurado incorrectamente después de la última curva. Por eso tuve que cambiarlo de nuevo, y luego llegó el impacto. Así que fue mi culpa. Nunca quieres tener contacto con tu compañero de equipo, y esta vez, lamentablemente, fue mi error. Me atrapó la estela y terminé chocando contra Antonio. Después de eso no pude hacer mucho, el alerón delantero se atascó debajo del coche y no pude conducir: todo lo que pude hacer fue ir directamente a la grava. Es una decepción, ya que parecía que teníamos un ritmo decente, hice una muy buena salida y la carrera podría haber sido positiva. La única ventaja fue que al menos Antonio no sufrió ningún daño y pudo continuar".

Xevi Pujolar, ingeniero de Alfa Romeo, confirma el relato del finlandés, aunque no culpa al piloto del incidente: "Le hicimos una llamada de emergencia diciéndole que tenía que cambiar algo en el volante de inmediato. Se trataba de fiabilidad. Luego miró el volante. Todo pasa muy rápido. Si tenemos que hacer la llamada de que tiene que hacerlo con mucha urgencia, entonces mira hacia abajo. Con experiencia o sin ella, puede pasar".

A pesar del incidente, en Alfa Romeo ven con esperanza el resto de la temporada, y la zona de los puntos la ven factible, como reconoce Frédéric Vasseur, director del equipo: "Fue un domingo mixto para nosotros: por un lado, perdimos un coche por contacto entre compañeros de equipo, que es una de las peores cosas que pueden pasar, en un sentido deportivo, a un equipo; Por otro lado, Antonio hizo un muy buen trabajo en el otro coche, manteniéndose detrás de la mayoría de nuestros rivales directos y terminando justo fuera de los puntos. Seguimos demostrando lo competitivo que puede ser el coche en carrera, pero todavía nos falta algo para estar entre los diez primeros en circunstancias normales: nuestro trabajo no se detiene y seguiremos presionando para llegar allí de manera constante".
Actualizado ( Domingo, 06 de Junio de 2021 17:34 )