CICLISMO | EUROPEOS - Stefan Küng se cuelga el oro europeo en la contrarreloj de Trento.
Escrito por Deportes en Accion    Jueves, 09 de Septiembre de 2021 16:54    Imprimir


El suizo revalidó su oro europeo en la modalidad de contrarreloj con una actuación estelar, dejando segundo a un Ganna que corría en casa. Evenepoel, bronce.

Filippo Ganna figuraba en todas las quinielas como máximo favorito al oro en la contrarreloj de Trento. Pero la particular fiesta que el italiano esperaba celebrar en casa fue truncada por Stefan Küng, que por segundo año consecutivo se proclamó campeón de Europa contra el crono. El suizo firmó una remontada inesperada en la segunda mitad de recorrido para acabar superando en meta a Ganna en 8 segundos (plata) y a Remco Evenepoel en 15 (bronce).

La puesta en escena de los favoritos no se hizo esperar, con Kasper Asgreen y Edoardo Affini entre los primeros corredores que tomaron la salida. El danés marcó el primer tiempo de referencia tanto en el punto intermedio como en línea de meta, pero fue el italiano quien pulverizó ese crono minutos después con un registro de 25:08. Poquísimo le duró la alegría, ya que Stefan Bissegger cruzó meta poco después como el primero en bajar de la barrera de 25 minutos (24:52). El suizo se aprovechó de la mala suerte de Affini, ya que en el curveo previo a línea de meta le frenó notablemente un corredor al que iba a doblar.

Pero lo mejor estaba por llegar, con Pogacar, Ganna, Evenepoel, Cavagna y Küng entrando en competición en las últimas cinco posiciones. La emoción no podía ser mayor en el punto intermedio: Ganna, Evenepoel y Küng (en ese orden) estaban separados por menos de cuatro segundos. Antes de meta, el 'Gigante de Verbania', con ese imponente 1,93 m de altura, se permitió el lujo de doblar a Pogacar, evidenciando que el esloveno no ha recuperado su mejor condición física tras el esfuerzo del Tour y los Juegos Olímpicos. Ganna marcó un tiempazo 24:38 que parecía inalcanzable para cualquiera, incluso para un Evenepoel que perdió algo de fuelle en los últimos kilómetros (24:44), pero no para Küng. El suizo firmó una remontada alucinante en los últimos compases del recorrido, arriesgando en las curvas para limar cualquier centímetro y segundo, que le condujo a su segundo oro continental consecutivo (promedio de 54,89 km/h). "¿He ganado?", preguntaba sorprendido el suizo al bajar de la bici. No podía creérselo, pero iguala el récord de oros consecutivos en Europeos de contrarreloj que estaba en poder de Victor Campenaerts (2017 y 2018). El rey conserva el trono.

García Pierna acarició medalla.

En la prueba sub-23, la representación española firmó un respetable papel. Raúl García Pierna finalizó en sexta posición e ilusionó a lo largo de la prueba a la afición española, ya que se mantuvo con el segundo mejor tiempo en meta durante muchos minutos. Finalmente se quedó a diez segundos de un bronce que se colgó el neerlandés Daan Hoole. Los máximos honores fueron para el danés Johan Price-Pejtersen, que se proclamó campeón con un estratosférico tiempo de 25:35 que le habría valido para ser noveno en la prueba élite (mismo tiempo que Cavagna), casi nada. Por su parte, Juan Ayuso concluyó en 12º lugar, a 1:17 del vencedor. El próximo sábado tendrá la opción de mejorar resultado en una prueba en ruta donde figura entre los grandes favoritos.